domingo, noviembre 11, 2007

BUENOS DÍAS, TRISTEZA de Françoise Sagan

Después de tanto oír hablar de este libro, al fin lo he conseguido. Para empezar, por un módico precio, y aún estaba con precinto. Así que no me quejaré. Alguna ventaja tiene que tener no salir el sábado por la noche, y darse un pequeño paseo por el rastro, entre empujones y demás. Porque hoy era un día soleado y sin aire, así que muchos zaragozanos han tenido la misma idea que yo.

Niños y adultos con la compraventa de cromos de futbolistas, móviles y tarjetas de sonido, vinilos, cd´s. Cada vez menos libros.

Lo he empezado a leer justo antes de comer, y ya he leído los 3 primeros capítulos. Me está gustando. Se lee con facilidad.

Ya es lunes, y tan sólo me quedan 30 hojas del libro.


Se lee con mucha facilidad y a eso hay que añadir que el tamaño de la letra es adecuado.

Me da la impresión de que aunque debió de escandalizar "mucho" en su época, pues ahora no nos escandaliza en absoluto.

Entrecomillo lo de "mucho", porque he de decir que a mí me "escandalizó" mucho más Madame Bovary. (Sí, ya sé que las comparaciones son odiosas, pero resulta inevitable el comparar). Imagino que era una post-adolescente de 17 años, que no entendía como se podía escapar la felicidad de una mujer entre los dedos intentando a toda costa conseguirla, pero obteniendo el fracaso mas estrepitoso.

Pues aquí pasa lo que en tantas familias mono parentales. Una cosa es que papa tenga todas las amigas del mundo mundial, y otra muy distinta es que "te metan en casa" a una extraña, que nunca vas a considerar de la familia, ni alguien extremadamente cercano. Por muy conocida de antemano que sea. Al menos conozco un par de casos en que así ha sido. No dudo que también habrá muchos en que la familia es feliz y come perdices y todas esas cosas... Pero lo creo complicado.

Veremos como finaliza todo el embrollo. Por desgracia, estas cosas suelen acabar mal. No nos gusta compartir a las personas que queremos. Si es un hermano, un nieto, un sobrino... parece que por ley natural no queda mas remedio que aceptarlo. Si no, como siempre, y mas aún a los 17 años confundimos el amor con el que estén constantemente pendientes de nosotros, y el amor posesivo.


Ayer lunes acabé el libro. El final... no me ha gustado. Me parece un poco... ñoño, difícil de creer. Mas bien, muy melodramático. En el final, podríamos decir que se nota que es una post-adolescente. Siento parecer cruel con este juicio hacia ella, pero es lo que siento. Da igual la opción que se tome, tanto la del suicidio como la del accidente de coche.

No creo que para nada en absoluto, una mujer madura, guapa, adulta, inteligente, con una vida completa casi al 100% y con un temperamento opuesto a lo que finalmente hace.

Pero he de reconocer que ha resultado agradable.

Título: Buenos días, tristeza

Autor: Françoise Sagan y

Traducción: Javier Albiñana

Editorial: Orbis Fabri, Grandes Pasiones de la Literatura

Páginas: 180

Precio: 1 euro en el rastro de la Plaza de Toros de Zaragoza

3 comentarios:

Miguelo dijo...

hola, soy de zaragoza y acabo de enterarme de que hay rastro en la plaza de toros.

que triste por mi parte!!! sera por que vivo en mi burbuja.

me gusta como escribes y sobre el libro no me gusta su titulo.

"Buenos días, tristeza" decirlo es lo mismo que acostumbrarse a la tristeza

Pilar dijo...

Hola, muchas gracias por tu comentario. Es grato ver que "esto de internet" funciona, y nos comunicamos... hasta con personas de de la misma localidad.

Joyrider dijo...

Pues el título me parece interesante. No había escuchado (o leído) nada de este libro o autor, por que dices me llamó la atención, a ver si un día me topo con él, ya veremos.


Saludos, primera vez en tu blog.