sábado, diciembre 18, 2010

LA DOBLE HÉLICE de James D. Watson

Está claro, ser un premio nobel en una materia científica, no te convierte ni en buena persona (vale, puntualizo, lo que YO entiendo por buena persona), ni mucho menos en un buen escritor.


Me ha costado leerlo muuucho. Entre otras cosas, porque empecé la lectura, me convocaron oposiciones, así que dejé el libro a mitad, y hace quince días, que lo "reencontré" y decidí finalizar su lectura.  Para ello, ha sido de gran ayuda el que estuviera divido en capítulos y que fuera breve.  Si no hubiera sido así, lo habría abandonado sin lugar a dudas.

Como bueno, que cuenta bajo su punto de vista como poco a poco se va construyendo y deduciendo la estructura del ADN.  Además, reconoce a lo largo del libro, que otros científicos a los que considera "rivales" en esa lucha, pese a lo que el espera, cuando se enteran del hallazgo/descubrimiento, se quedan tan maravillados, y son tan conscientes (mucho más que él creo yo) de lo que supone para la biología y la ciencia en general, que lo que muestran es gran regocijo y entusiasmo.

Lo que dice o deja de decir acerca de Rosalind Franklin lo voy a obviar.  Creo que es un tema más que trillado, y que cualquiera con un poco de inteligencia (aunque no sea nobel), sacará sus propias conclusiones.

En definitiva creo que cuando escribió el libro, estaba todavía abrumado por la fama, el "status" de haber conseguido el nobel, etc.  Además, no resulta un escritor especialmente ágil y ameno.

Creo que a cualquiera que sea ajeno del mundo de la investigación, no logra transmitirse lo que es, o en qué consiste, sino que aparece más como una carrera de obstáculos contra otras personas competidoras.  De lo que sin duda hay mucho.  Pero no tengo dudas, de que en el caso de los grandes y buenos investigadores hay algo más.
Título:  La doble hélice
Título original:  The Double Helix
Autor:  James D. Watson
Introducción de Steve Jones
Traducción:  María Luisa Rodríguez Tapia.  Revisión científica de la traducción David Galadí-Enríquez
Editorial:  Alianza Editorial .  Ciencia y Técnica.  Biología
Comprado en la Fnac de Zaragoza 8 euros
Unas 200 páginas

6 comentarios:

Luciana dijo...

Sin lugar a dudas yo no podría con este libro.
De por sí que no me interesan los temas científicos pero si encima es lento, lo abandonaría sin pensarlo dos veces.
Saludos.

Zxwaron dijo...

sin lugar a dudas ¡no lo leas! ya que no te interesa leerlo, si de por si no lo has leído y ya estás quejándote

Es como los niños que dicen que no les gusta sin siquiera probarlo

por lo que abandona sin pensarlo que la lentitud no es del libro
Saludos.

Robin dijo...

Disculpa, Zxwaron, pero el tema es que a mí, que me gustan los libros de divulgación en general y el tema de la genética en particular, me resultó bastante pesadito y soporífero. A mí, que sí que lo he leído. Parece lógico y desde luego yo no se lo recomendaría a alguien que no se hay muy decidido por estos temas. Creo que los comentarios iban en ese tono. Desde luego hay libros de divulgación sobre este mismo tema mucho mas amenos y agradables.
Por otro lado, decir que me encantan los comentarios y críticas pero por favor, constructivas y desde luego sin frases que a mí al menos me resultan ofensivas.
Un saludo y gracias.

Julio Cid dijo...

Si supongo no podran entenderlo personas que nunca se han enfrentado a situaciones parecidas, y mucho menos pensar en lograr algo tan grande.

Julio Cid dijo...

Si supongo no podran entenderlo personas que nunca se han enfrentado a situaciones parecidas, y mucho menos pensar en lograr algo tan grande.

Robin dijo...

Hombre Julio, no me he enfrentado a situaciones parecidas. Sin embargo, me pregunto si tú has leído el libro.

No dudo en ningún momento de la valía o de la importancia del descubrimiento. Ni les quito ningún mérito. Sin duda alguna, merecieron el nobel.

Ahora bien, me reafirmo en que es un libro soporífero, que no transmite amor por la ciencia y que la calidad humana del que lo escribe no es la mejor.

El que uno sea inteligente, y consiga grandes logros en algunos aspectos y apartados, no quiere decir que lo consigan ni logren en todos. Simplemente, la literatura no es un tema fuerte del señor Watson, aunque sea algo que conoce muy bien.